El smartwatch de Mondaine

El smartwatch Helvetica 1 de Mondaine: diseño contemporáneo con nervaduras de smartwatch.

Cuando se piensa en relojes Mondaine, se piensa en sus modelos más populares presentes en las estaciones de tren suizos. Nadie duda que en los años 50s Mondaine encontró un excelente nicho como productora de la marca de relojes Swiss SBB Railways. Sin embargo, más allá de esa acertada alianza con los trenes, lo que a Mondaine le ha permitido tener mayor éxito en comparación con muchas otras compañías de relojes es tener un reloj que atrae a la comunidad de amantes del diseño. Y es precisamente la particular combinación de estilo y buen precio de Mondaine la que le ha valido un lugar en la colección del MoMA (Museo de Arte Moderno).

Fue desde su posición de liderazgo que a principios del 2015, en medio del dinámico proceso de renovación que inició hace algunos años, la relojera suiza buscó producir una nueva familia de productos ganadores basada en un concepto completamente diferente. En medio de esa búsqueda se asoció con MotionX, compañía destacada por su producción de los sistemas de tracking usados por los gadgets más populares del mundo, y la relojera también suiza Frederique Constant para trabajar juntos en el desarrollo de lo que se denominó como la plataforma «horological smartwatch”.
El resultado de esa alianza es la colección de smartwatches Mondaine Helvetica, inspirada en la famosa tipografía  concebida en Suiza el año 1957.

Lo que Mondaine parece haber entendido acertadamente es que los consumidores pueden sentirse mucho más cómodos con un smartwatch «familiar» y «accesible» que combina nuevas características con lo que se espera de un buen reloj – frente a productos ultramodernos que han demostrado ser ajenos a las expectativas de algunos compradores. Mientras que el Mondaine Helvetica 1 Smart no tiene la misma cantidad de funciones que ofrece, por ejemplo, el reloj de Apple, muestra una esfera análoga tradicional, mucho más fácil de entender y un diseño que se acomoda a la preferencia de los consumidores. Adicionalmente, el reloj de Mondaine ha acaparado interés debido a la larga vida de su batería reemplazable (2 años). Mientras la reacción al diseño de Apple Watch es mixta, con ardientes defensores y detractores, muchos sienten que a pesar de estar muy bien construido y concebido, sigue siendo un producto esencialmente tecnológico y no un objeto importante de la moda, uno que verdaderamente realce la personalidad de quien lo usa. Viene al caso preguntarse si un reloj de diseño más tradicional con nervaduras de smartwatch puede ayudar a salvar la brecha entre la electrónica de consumo moderna y los artículos de moda y diseño. Nosotros pensamos que sí, que puede.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *